Grooming: niños en peligro

Se llama grooming a las prácticas deliberadamente emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la confianza de un menor de edad con el fin de disminuir las inhibiciones del infante para obtener satisfacción sexual. En la mayoría de los casos el objetivo es obtener imágenes del menor desnudo o realizando actos sexuales y, por supuesto, puede ser la antesala de abuso sexual.

Dialogamos con Agustina Roldan Capone, Ayudante Fiscal en delitos con nexo en Trata de Personas, Fernando Graffigna, a cargo de la Oficina de Investigaciones Tecnológicas del Ministerio Público Fiscal, Carolina Rossi, a cargo del área social del Ministerio Público Fiscal, y María Luz Muracciole, psicopedagoga del área de Educación de la Municipalidad.

El problema. Agustina Roldan Capone dijo a La Verdad: “Las personas que venían a la fiscalía se confundía un poco. Querían denunciar el bullying. Pero legamente, este acoso escolar que tienen los menores en los colegios no es delito. Entonces decidimos, como propuesta de la Municipalidad, sumarnos a este proyecto. Explicamos la diferencia entre bullying y grooming, que sí es una figura penal”. El equipo cuenta que se empezó por ciberbullying porque esta temática estuvo siempre latente y, a medida que las tecnologías fueron impactando en la vida diaria de cada chico, se multiplicó. “Antes el bullying duraba las 4 horas que dura la escuela, era presencial. Los nuevos medios aseguran la durabilidad del hecho. No hay manera de frenarlo, es constante. Entonces, desde la Dirección de Educación y la Subsecretaria de Tecnología, creamos el proyecto”, cuentan.

Agustina Roldan Capone explica que no todos los abusadores son pedófilos y no todos los pedófilos son abusadores. “El problema es que se puede tratar para dominar el impulso pero el objeto de deseo no puede modificarse. Entonces, se genera una perversión; te permitís al principio mirar imágenes, después ir a una plaza y fotografiar nenes y después querés llevarte un chico”.

El hecho de que la tecnología trasciendan todas las barreras y fronteras de lo presencial y generen una posición de anonimato total facilita mucho más el acercamiento por parte del groomer.

Por su parte, Carolina Rossi contó a este medio “Vos sabes que el perverso va a cambiar de víctima y, sin embargo, no logramos una internación. Tenemos una persona con dos condenas por abuso sexual seguido de muerte y hoy está preso por amenazas. En unos días sale. Los delitos cometidos por abusadores sexuales son los más difíciles de probar. El sistema carcelario es progresivo y tenemos la utopía de que la persona se va a resociabilizar; eso no ocurre, menos en perversos”.

Según Fernando Graffigna el impacto que tiene la mutación dinámica y rápida de la tecnología hace que no tengamos tiempo para adaptarnos y protegernos. “Y nuestros chicos van un pasito más atrás porque creen conocer lo que en realidad no conocen en profundidad. Y cuando logran conocer la herramienta, en su ingenuidad no saben lo que puede hacer otra persona con ese mismo medio”, agrega.

Rossi explicó que este año se pensó incorporar al área social para tener un espacio de escucha calificada distinto que no sobrecargue otras áreas jurídicas. “Está formada por psicólogas, trabajadoras sociales y por mí, que soy abogada. La idea es que se canalice, se gestione, se asesore y se prepare la denuncia, en el caso de que así lo sea. La función es acompañar y contener a la víctima durante el tránsito del proceso penal”.

 Cómo funciona. El equipo trabaja con The National Center for Missing Exploited Children® (NCMEC), una ONG que se fundó en 1984 en Estados Unidos. La ONG tiene convenio con todos los que prestan un servicio en internet (Facebook, Twitter, Instagram) que los obliga a denunciar el tráfico de pornografía infantil. Toda esa pornografía es incorporada a una especie de biblioteca virtual. “A partir de ahí, se realiza un algoritmo matemático sobre cada imagen o video para hacerlo único e irrepetible. Entonces cada vez que esta pornografía circule, aunque  haya sido editada, el sistema lo reconoce”, explica Graffigna.

En este caso, el equipo tiene un convenio con C.A.B.A. NCMEC detecta el IP de donde fue detectada la pornografía y manda un reporte a Buenos Aires. Si a su vez Buenos Aires determina que ese IP pertenece a Junín, lo deriva a Junín y ahí Agustina Roldan Capone empieza a trabajar la causa.

“A nosotros nos llega que tal titular de tal servicio de internet publicó a través de tal número de IP, este día y en este horario, tal pornografía. Nosotros hacemos relevamiento del domicilio, vemos cuántas personas viven ahí, las edades, los lugares que frecuentan, si hay menores de edad, si tienen antecedentes. Y con todo ese material vemos si vamos a allanamiento o no”, comenta a La Verdad Agustina.

Además, agrega que en Junín han encontrado varios casos. “Muchas veces hay chicos que publican pornografía infantil. Cuando es un hecho aislado, tenemos entrevistas con los padres y con los chicos para concientizarlos de que esto es un delito. Tratamos de que vean que detrás de eso hay un adulto”.

Lo novedoso es que la figura del grooming te permite actuar antes, pena el momento previo, el acto preparatorio. “Se supone que un adulto que toma contacto con un menor de edad y con el contexto de la conversación que tuvieron la finalidad es cometer un delito contra la integridad sexual”, explican.

 En las aulas. María Luz Muracciole, psicopedagoga del área de Educación de la Municipalidad, sostiene que la escuela tiene una posición difícil ante esta situación, “¿hasta dónde llega la responsabilidad de la escuela y la de la familia?”. Según explicó, “la escuela debe ser puente, no tiene que hacerse cargo completamente. Debe cumplir el rol de vehiculizar algunas cuestiones. La recepción de las charlas es una de ellas. Muchas veces hasta se angustian los docentes de lo que no pueden hacer o de la situación que son los primeros que saben, los chicos pasan muchas cosas y confían en ellos. Sobrecargar a la institución educativa de la resolución de todos los problemas es difícil y no corresponde. La charla también cumple esa función”

El objetivo principal es que los chicos también se vuelvan responsables de lo que ellos manejan en las redes sociales.

“Se recorren los conceptos de ciberbullying y grooming, las medidas preventivas, cómo accionar ante estas situaciones y sobre todo el cuidado el cuidado en la privacidad de los datos; creo que gira todo entorno a eso. Y que estén alertas a determinados indicios que ellos sí pueden detectar. Que piensen antes de hacer una publicación y lo repetimos varias veces. Después es muy difícil volver atrás, el daño ya está hecho. Todo se resumen a ver qué material e información estoy dando. Debemos ponerlos a pensar que ese espectáculo tan interesante no es tan interesante, hay cuestiones graves que pueden pasar. Hay una historia detrás de todo esto, que la gente y los chicos pasan por alto. Se diviertan con una imagen y no piensan que atrás hay una persona”, expresó al diario La Verdad.

El rol de los padres. El equipo comenta que los padres no saben cómo abordar todo esto. “Lamentablemente, muchos porque no tienen el conocimiento y otros porque lo ven como algo que no pasa. Prefieren dejar a los nenes con la computadora en la habitación y suponen que están seguros. Sin embargo, una mamá nos dijo una vez ‘Yo estoy todo el día con mis hijos y un tipo se metió adentro de mi casa. Jamás lo vi’”.

 A quién acudir. Ante la problemática presentarse directamente en Mesa de Entradas de la Fiscalía General Departamental, con sede en la calle Mayor López 2, piso 5to., de la ciudad de Junín, en el horario de 8 a 14 horas.

“A lo mejor no quieren contarles a los padres pero están siendo obligados a enviar un determinado tipo de material. La idea es incentivar a los chicos a que vengan, que consulten. Queremos facilitarles a los chicos. No queremos que se queden con ‘algo me está pasando pero no tengo a dónde ir’”, expresa el equipo.

Para realizar una denuncia fuera del horario de atención al público, en la comisaría pueden pedir que se comuniquen a los teléfonos de turno del Ministerio Público Fiscal, la Fiscalía en turno o la Ayudantía Fiscal tematizada en este tipo de delitos.

Tribunales Tel.: 4444300 / 4444306 Interno del área social: 1558 / 1544

Fuente: La Verdad Online

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s